El poder del agua fría

La inmersión en agua fría activa los poderes curativos naturales del cuerpo que pueden aliviar los síntomas de muchas condiciones médicas, promover una sensación de salud y bienestar y, cuando se practica de forma regular, la inmersión en agua fría incluso puede proporcionar cambios de larga duración en los sistemas inmunológico, linfático, circulatorio y digestivo de tu cuerpo que mejoran la calidad general de tu vida.

Estos son cinco de los beneficios más importantes de la inmersión en agua fría:

  1. Mejora la circulación linfática

El sistema linfático es una red de vasos que recorre todo el cuerpo, ayudando a llevar los residuos, bacterias y microbios de tus células, saneando tu cuerpo. A diferencia de la sangre que se mueve constantemente a través de tu cuerpo hacia el corazón, el líquido linfático no tiene una bomba central. En su lugar, el sistema linfático se basa en la contracción muscular para bombear el líquido linfático a través de los vasos. Así que si no haces ejercicio o tu sistema linfático se vuelve lento o ineficiente, los fluidos se estancan y las toxinas se acumulan y esto se manifiesta en los resfriados, dolor en las articulaciones, infecciones e incluso en la enfermedad.

La inmersión en agua fría hace que los vasos linfáticos se contraigan, forzando al sistema linfático a bombear fluidos linfáticos por todo el cuerpo y al lavado de los residuos fuera de la zona. Esto desencadena entonces que los glóbulos blancos del sistema inmunológico puedan atacar y destruir cualquier sustancia no deseada en el fluido, lo que a su vez tiene efectos en el sistema inmune y hace que te sientas feliz y saludable.

  1. Mejora la circulación cardiovascular

La circulación cardiovascular es uno de los componentes más críticos de nuestro bienestar y de la salud en general. Con la mala circulación cardiovascular nos referimos no solo al flujo sanguíneo comprometido, sino también a la tensión del corazón, generadora de fatiga, dolores de cabeza, presión arterial alta, calambres musculares o incluso un ataque cardíaco y accidente cerebro vascular. Con la mejora de la circulación mejoramos la salud del corazón, mejoramos el rendimiento mental, reforzamos el sistema inmunológico y el metabolismo y obtenemos más fuerza y energía.

La circulación cardiovascular se mejora con ejercicio y dieta, pero la inmersión en agua fría también puede estimular el flujo sanguíneo. Cuando sumerges tu cuerpo en agua fría, la sangre rodea tus órganos vitales, tu corazón se ve obligado a bombear más eficazmente, empujando la sangre a través de todos tus vasos y el suministro a todas las partes de tu cuerpo con el oxígeno y los nutrientes que necesita. Hacer esto de forma rutinaria te puede ayudar a mejorar la circulación de la sangre de forma saludable y así obtener un cuerpo más sano.

  1. Reduce la inflamación muscular

¿Alguna vez has participado en un entrenamiento de alta intensidad y has despertado a la mañana siguiente con todo tu cuerpo dolorido? Este malestar físico se conoce como dolor muscular de aparición tardía (DOM) y, para muchos, puede ser tan doloroso que tienen que tomar anti-inflamatorios para aliviar su dolor.

Cualquier actividad que empuja a los músculos más allá de los límites a los que están acostumbrados puede dar lugar a roturas microscópicas en las fibras y la inflamación en el tejido. Pero la inmersión en agua fría ha sido probada científicamente para ayudar a contrarrestar estos efectos secundarios.

El agua fría reduce la temperatura del tejido dañado y contrae los vasos sanguíneos, lo que ayuda a reducir la hinchazón y la inflamación e incluso a adormecer las terminaciones nerviosas para tener un alivio inmediato al dolor. Es por eso que a menudo se ve a los atletas en un baño de hielo después de un entrenamiento extenuante. Pero tú no tienes que ser un atleta de élite para cosechar los beneficios de la inmersión en agua fría. Simplemente tomando una ducha rápida en frío después del entrenamiento después del ejercicio puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación de cualquier actividad física.

  1. Aumenta los niveles de felicidad

¿Deprimido? Trata de tomar una ducha de agua fría. Puede parecer como una solución superficial, pero los beneficios de la inmersión en agua fría son, en realidad, más profundos de lo que piensas cuando se trata de mejorar tu estado de ánimo.

Un estudio de investigación en 2007 encontró que las duchas frías pueden ayudar a tratar los síntomas de depresión y si se utiliza de forma rutinaria puede, ser más beneficiosas que los medicamentos de venta con receta. La razón de esto es que el agua fría provoca una inundación de los neurotransmisores del estado de ánimo de estimulación que te hacen sentir feliz. Otro estudio que analizó los efectos de la natación en invierno y su influencia en el estado de ánimo de los nadadores y demostró que, después de cuatro meses de rutina en una piscina de agua fría, los nadadores se sintieron más enérgicos, activos y vivaces que el grupo control.

La próxima vez que te encuentres en un estado depresivo considera los beneficios del agua fría, ya sea en el mar, en un lago o una simple ducha. El agua fría puede desempeñar un papel vital para mantener tu cuerpo y ser feliz.

  1. Aumenta la pérdida de peso

Se ha demostrado que práctica de la inmersión en agua fría en forma rutinaria ayuda a mejorar el metabolismo. No es sólo que la baja temperatura del agua fría ayuda a nuestro cuerpo a trabajar más duro para mantenernos calientes y, por tanto, se produce una quema de calorías que impulsan a nuestro metabolismo, sino que también tiene un impacto inesperado en el tipo de grasa que producimos.

De acuerdo con un estudio realizado en 2009, los investigadores encontraron que el agua fría puede promover la producción de grasa marrón saludable, que es la grasa buena que el cuerpo produce para mantenernos calientes y ayuda a eliminar la grasa blanca, que es la grasa corporal que se amontona alrededor de nuestra cintura y los muslos cuando se consumen demasiadas calorías.

 

El condicionamiento de tu cerebro y tu cuerpo a aceptar, soportar y abrazar la inmersión en agua fría puede ser todo un reto, pero los beneficios para la salud, a corto y largo plazo, bien valen la pena. Al hacerlo, serás capaz de activar los poderes naturales de curación del cuerpo para mejorar adecuadamente tu estado fisiológico y mental y simplemente comenzarás a sentirte más saludable y feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s