Cerrando ciclos conmigo

Ejercicio del perdón

Me perdono por abandonar los sueños de mi niño (a) interno (a) por no creer que podía hacerlos realidad.

Me perdono por complacer a otros diciendo si, cuando quería decir que no.

Me perdono por no cumplir las promesas que me hice éste y todos los años anteriores.

Me perdono por no prestar atención a mi intuición y tropezar con la misma piedra varias veces.

Me perdono por olvidar cada día que soy el gran amor de mi vida, mirarme al espejo y decirme te amo.

Me perdono colocar mi salud como un pendiente y no como una prioridad.

Me perdono por las mentiras que me digo, los auto engaños que me hago y las falsas historias que me hago en mi mente.

Me perdono por no ser amable conmigo, por juzgarme severamente cuando estoy aprendiendo algo.

Me perdono por callar lo que me molesta y dejarme de última infinidad de veces.

Me perdono por buscar que otros me den el amor que yo he sido incapaz de darme.

Me perdono por gastar en otros sin antes cubrir mis necesidades y complacer mis antojos.

Me perdono y abrazo con amor. Hacía lo mejor que podía con el conocimiento, entendimiento y sabiduría que tenía en ese momento. Me miro con compasión y suelto lo que sentí cuando tomé esa elección. 

Hoy me abrazo y creo en mi. Hoy me reconozco y respeto lo que soy, desde el amor coloco límites.

Hoy elijo comprometerme conmigo, con mis sueños, con mis proyectos, con el simple hecho de vivir desde el amor y la alegría, de agradecer todos los motivos que día a día tengo para ser feliz.

Hoy elijo escucharme, respetar la sabiduría de mi Ser, actuar en consecuencia de lo que mi alma requiere y, de esa forma, construir el camino para cumplir mi propósito en éste instante de vida.

Desde hoy me demostraré con acciones diarias que si soy el gran amor de mi vida. Me trataré con todo el amor, la ternura y la dulzura que albergo en mi corazón.

Hoy me responsabilizo de mi ser físico y tomó acción para obtener la salud impecable que me corresponde. Gestiono mis emociones y sigo acompañándome a sanar mi historia.

Desde hoy cuestionaré mis certezas, fundamentaré mis juicios y soltaré la necesidad de tener la razón. Elijo volver al amor que realmente soy y entregármelo cada día, de ahora en adelante me acompaño a todo lo que elija sin juicios y con mirada bondadosa.

Hoy subo mi voz y digo basta a las situaciones que me agobian y abusan. Mi prioridad soy Yo, soy y seré el gran amor de mi vida. Todo lo que busco que otro me dé es lo que realmente necesito darme yo. Lo asumo y me dedico a amarme y aceptarme cada día más.

Al hacer la lista de mis grandes amores estoy de primera en ella. Me proveo de todo lo que requiero para vivir. Mi prioridad es servir y uso mis dones para ello. Soy un aprendiz, mi mejor y mayor inversión. Con amor todo se puede.

Y tú, ¿Ya te perdonaste completa y amorosamente? ¿Te atreves a cerrar ciclos contigo? ¿A qué te comprometes contigo? ¿Cuáles serán tus nuevos hábitos en el nuevo año?

One response to “Cerrando ciclos conmigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s