Seis minutos del día que pueden transformar tu vida

Sin importar en qué punto de nuestras vidas nos encontremos, todos queremos que estas sean mejores. Esto no significa que haya algo malo con nosotros, sino que, como seres humanos, nacemos con el deseo de crecer y mejorar continuamente. Sin embargo, muchas personas despiertan todos los días y viven su vida de la misma manera.

La siguiente secuencia combina las seis prácticas de desarrollo personal más eficaces conocidas por el hombre. Aunque podrían tomar varias horas, éstas en especial toman un solo minuto —6, en total— y ofrecen resultados extraordinarios. Tan sólo imagina qué pasaría si los primeros seis minutos de cada uno de tus días empezaran así:

  • Minuto 1: silencio. En lugar de apagar la alarma y comenzar tu jornada sintiéndote estresado y abrumado, usa tu primer minuto del día para sentarte en silencio. Busca encontrar un momento de calma, paz y tranquilidad; respira profundamente o, mejor aún, medita; céntrate en crear un estado mental óptimo que le dé una dirección positiva a tu día. Otra opción es pronunciar una oración de gratitud que te permita apreciar el momento. Estas acciones te permitirán calmar tu mente y alejar el estrés, así como desarrollar un sentido más profundo de claridad, propósito y dirección.
  • Minuto 2: Afirmaciones. Saca tu hoja de afirmaciones y léela. Ésta deberá contener declaraciones escritas que te recuerden tu potencial ilimitado, tus metas más importantes y las acciones que debes tomar en las horas siguientes para alcanzarlas. Recordar tus metas y saber que eres capaz de alcanzarlas te hará sentir motivado; asimismo, analizar qué acciones debes tomar para llegar a ellas te recargará de energía y te concentrará en hacer lo necesario para llevar tu día al siguiente nivel.
  • Minuto 3: Visualización. Cierra los ojos y visualiza cómo se sentirá el momento en que alcances tus metas. Tener una visión clara de las cosas aumentará tu creencia en que es posible alcanzarlas, así como tu deseo de que se vuelvan realidad.
  • Minuto 4: Ejercicio. Ponte de pie y muévete durante 60 segundos. Aunque no lo creas, este tiempo es suficiente para incrementar el flujo de sangre y oxígeno a tu cerebro. Otra opción es, durante un minuto, hacer una sesión de saltos, flexiones o abdominales. La finalidad es elevar tu ritmo cardiaco, generar energía y aumentar tu capacidad de estar alerta y concentrado.
  • Minuto 5: Lectura. Toma el libro que estés leyendo y lee una o dos páginas; de preferencia, elige un título que te motive. Aprende una idea nueva, algo que puedas incorporar en tu día; descubre algo que puedas utilizar para pensar mejor, sentirte mejor y vivir mejor. Esto mejorará tus resultados en el trabajo y en tus relaciones.
  • Minuto 6: Planeación. Saca tu diario y tómate un minuto para escribir algo por lo que estés agradecido, algo que te haga sentir orgulloso y los tres principales objetivos del día. Al hacerlo, crearás la claridad y la motivación necesarias para trazar acciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s