Coaching ontológico

«El coaching es un acto desesperado de querer aprender de otra manera» — Julio Olalla.

El coaching ontológico es un campo del saber que busca acompañar procesos transformacionales en otros desde una coherencia ontológica (cuerpo, emoción y lenguaje). El coaching ontológico surge como un intento de hacernos cargo de las paradojas que actualmente la vida nos ofrece, como tecnología ilimitada, estrés laboral, pulsión consumista, desconfianza con el entorno, sensación de vacío y resignación frente al futuro, entre otros.

La manera que habitamos el mundo y las acciones que tomamos o no tomamos están enraizadas en nuestro particular modo de como percibimos e interpretamos a nuestro entorno, a quienes nos rodean y, sobre todo, a nosotros mismos. Estas percepciones, a su vez, se basan en nuestras creencias y valores, en las conversaciones que tenemos, en las emociones que experimentamos, en nuestra corporalidad y en las diversas redes en las que participamos.

A diferencia de otras disciplinas, como la consultoría, el mentoring o el counseling, durante el proceso de coaching es la propia persona, con el acompañamiento del coach, quien descubre y genera las soluciones y acciones a seguir, de acuerdo con sus propios valores, talentos y manera de ser; no son consejos de un profesional que indica que es lo que hay que decir o hacer.

Tanto si buscas mejorar tus habilidades para conseguir un reto, como si buscas un cambio personal o profesional, el coaching ontológico puede acompañarte mediante un proceso reflexivo que te invitará al descubrimiento y que te inspirará a maximizar tu potencial personal y profesional, para que puedas alcanzar los objetivos que se propongan y vivir una vida plena y satisfactoria.

Newfield Network